Justificación o contexto del proyecto

Según el Tercer Informe Demográfico de la Comisión Europea, el porcentaje de población de más de 65 años se incrementará por encima del 30% del total de la población para el 2060. Esto significa que el envejecimiento de nuestra sociedad es un hecho. Sin embargo, esto no tiene por qué analizarse en un sentido negativo sino como una oportunidad para generar nuevas formas de solidaridad. En este sentido, debe enfatizarse que las personas mayores están incrementando su implicación en el desarrollo de voluntariado. Es significativo que el número de personas mayores voluntarias se haya incrementado en toda la Unión Europea.

El voluntariado es una oportunidad, no sólo de estar socialmente activo y de sentirse parte de la sociedad civil, sino también de mecanismo que permite adquirir habilidades y competencias. El voluntariado puede ser considerado como un entorno natural de aprendizaje, especialmente para aquellas personas que han estado excluidas del sistema formal educativo o que han tenido dificultades para reincorporarse al mercado de trabajo. Así, y para mejorar sus oportunidades de (re)inserción laboral, es necesario validar adecuadamente esas competencias.

Por esta razón, el proyecto ValidVol mira de aprovechar esas experiencias significativas que se han llevado a cabo en toda Europa para validar un aprendizaje no-formal e informal adquirido a través de la realización del voluntariado. Posteriormente, ValidVol desarrollará un sistema que pueda ser usado para validar las competencias claves adquiridas por las personas voluntarias mayores.

De esta forma, ValidVol intent contribuir a la creación de instrumentos, modelos y esquemas que permitan validar e identificar con claridad las competencias claves que han sido adquiridas a lo largo de la realización de su voluntariado.

El ofrecimiento de este reconocimiento puede motivar a las personas mayores a implicarse en más actividades de aprendizaje, lo que puede facilitar o mejorar su empleabilidad.